Lunes, 24 Julio 2017 17:56

Te podrías estar engañando.

Escrito por

¡Cuidado! El pan integral puede no ser tan sano como piensas

 

Si eres de los que se sentía más cerca de ser Sascha Fitness solo por preparar tu sándwich con pan integral en vez de pan lacteado, tenemos malas noticias para ti.

No debes ser el único, puesto que muchos hemos elegido el pan más "sano" porque nos han dicho que es mejor para nosotros. Sin embargo un nuevo estudio encontró que puede ser todo un mito.

THE TREND > Kourtney Kardashian compartió su receta de galletas libre de gluten ¡Toma nota!

La investigación llevada a cabo en el Instituto Weizmann en Israel muestra que el pan blanco y el pan negro no parecen afectar a ciertos indicadores clave de salud en el cuerpo de manera diferente. Los científicos tomaron un grupo de 20 personas que normalmente consiguen 10% de sus calorías del pan, pidiéndole a la mitad de ellos comer una cantidad elevada de pan blanco por una semana y la otra mitad lo mismo pero con pan de trigo fresco.  Los participantes después debían dejar de comer este alimento por dos semanas, momento en el cual sus dietas se invirtieron.

Durante el estudio, se monitorearon ciertos indicadores de salud, incluyendo los niveles de glucosa al despertarse, los niveles de ciertos minerales, grasas y colesterol, riñón y enzimas del hígado, así como varios indicadores de la inflamación y daño del tejido. Encontraron que los dos tipos de pan básicamente tenían el mismo impacto en todos estos indicadores.

THE TREND > Expertos explican por qué NUNCA deberías hacer abdominales después de tener un bebé

Pero cuando los investigadores fueron un poco más allá, encontraron que los cuerpos de distintas personas reaccionan diferente a toda la variedad de panes, pero está más relacionado con el cuerpo que con el alimento.  En otras palabras, el pan puede ser dañino para tu organismo, mientras que a tu mamá no la afecta en lo absoluto.

Y esto se extiende a otras comidas también, lo que significa que no deberíamos enfocar nuestra nutrición en dietas de moda, sino en lo que nuestro cuerpo necesita.

THE TREND > ¡Tenemos las peores noticias sobre las papas fritas! (Y no es que engordan)

"Las conclusiones de este estudio no solo son fascinantes, además son potencialmente muy importantes, porque apuntan a un nuevo paradigma: gente distinta reacciona distinto, incluso a las mismas comidas" indica Eran Elinav, uno de los investigadores detrás del proyecto. "Hasta la fecha, los valores nutricionales asignados a los alimentos se han basado en la ciencia mínima, y las dietas que aplican para todas las personas fracasan miserablemente. Estos resultados podrían conducir a un enfoque más racional para decirle a las personas cuáles son los alimentos que mejor se ajustan a ellos, basado en sus microbiomas".

¿Cómo saber si los ejercicios que haces son los correctos? Atento a las siguientes señales

 

No hay nada más frustrante que comer saludable, ir al gimnasio, y sentir que no progresas en tus metas saludables. Los números de la balanza no se mueven y la motivación disminuye al ver que estás haciendo todo tu esfuerzo sin resultados.

Lo cierto es que muchas veces lo que haces en el gimnasio es construir masa muscular, que puede causar incluso una ganancia de peso. Sin embargo, si después de mucho tiempo todavía no ves una transformación o definición en tu cuerpo, dos entrenadoras de celebridades, Ngo Okafor y Katilyn Noble, explican cómo saber si lo que estás haciendo está funcionando realmente: 

THE TREND > La entrenadora de Selena Gomez cuenta el único truco que necesita para sentirse fabulosa.

Mitodietas1

Courtesy by Vitamove.nl

1. No te compares con los demás 

Okafor dice que una manera infalible de saber si tu rutina fit es exitosa es si te planteas metas pensadas para ti y únicamente para ti. No te compares con las ganancias de los demás, enfócate en tus propios objetivos, y cuenta cada avance como un logro.

2. Busca mejoras internas 

Noble explica que debes poner cuidado en mejorar aquellas cosas que no son estéticas, como dormir las horas indicadas, tener mejor humor y aumentar la energía. 

THE TREND > Aclaremos esta gran duda: ¿Cuánta agua debes tomar realmente cuando entrenas? 

3. Asegúrate de que te estás desafiando 

"Si vas al gimnasio y haces una hora de ejercicios que ya te parecen fáciles y con los que no sudas una gota o no te duelen un poco los músculos al terminarlos, es hora de subir la intensidad" indica Noble. "Tu ritmo cardíaco debería elevarse durante tu rutina, tu actividad debería ponerte a sudar al máximo, y pensar en una repetición más es imposible". 

4. Mantente motivado 

Tu nivel de deseo por entrenar es una señal de que lo estás haciendo bien. "El ejercicio puede no ser tan delicioso como comerse una hamburguesa, pero al menos deberías tener una lista de beneficios que te motiven a seguirlo haciendo, como la sensación de ver nuevos músculos en tu cuerpo, o una talla menos en tu pantalón. Si estás buscando excusas para no ir al gimnasio y no le encuentras ventaja alguna que valga la pena, lo mejor es que vayas buscando otra nueva actividad física".

dieta

 

5. Presta atención a tu ropa 

Okafor menciona que una de las formas más notorias se manifiesta en cómo te queda la ropa. Si se siente más cómoda o más suelta, son indicadores de que estás bajando medidas, incluso si la escala dice lo contrario. (¡Recuerda que el peso no refleja tu éxito!)

La dura realidad es que muchas veces no hacemos el deporte correcto o comemos saludablemente. Okafor explica que incluso cuando comes alimentos sanos, hay muchas probabilidades de estar comiendo más de lo que debes. 

THE TREND > ¡Los nutricionistas dicen que si tomas café a estas horas te ayudará a quemar grasas! 

"La control de porciones es un factor importante cuando se trata de ver grandes resultados al ejercitarse. La comida sana es fantástica, pero no quiere decir que sea libre de calorías. Que sea libre de Gluten no significa libre de calorías. Incluso cuando eres vegetariano, puedes comer más de la cuenta. Si consumes más calorías de las que quemas, ganarás peso en vez de perderlo", expresa Okafor. 

¿Otro factor a tener en cuenta? Puedes no estar tomando suficiente agua. Noble dice que nuestro metabolismo se vuelve más lento cuando estamos deshidratados. Cuando tienes sed, ya te encuentras en un estado de deshidratación. Intenta consumir al menos la mitad de tu peso corporal en agua, más 230 ml por cada 30 minutos de ejercicio. Si vives en lugares calientes o tienes un trabajo activo, hasta podrías necesitar más.

Bridal Blog, Wedding Diet

Melissa Hebeler / E! Entertainment

THE TREND > 3 recetas de batidos con aguacate para acelerar tu metabolismo.

Lo siguiente, evita sobreestimar la cantidad de calorías que quemas durante tu rutina. Porque hayas entrenado una hora, no significa que puedes irte a comer una hamburguesa con papas fritas. La realidad es que no quemaste suficientes calorías para merecer ese almuerzo o ese postre, y por eso terminas sin notar una mejoría en tu cuerpo. 

6. ¡Duerme!

Recuerda dormir. "La deprivación del sueño tiene un gran impacto en no perder peso. La falta de sueño afecta nuestra habilidad para bajar esos kilos demás, y todo tiene que ver con nuestras hormonas". 

Por último, si leiste todas las posibles causas y consideras que cumples con todo, Noble te recomienda que visites a tu médico para descartar cualquier problema hormonal, como por ejemplo en la tiroides.

Jueves, 08 Junio 2017 20:11

¡Deliciosos!

Escrito por

3 recetas de batidos con aguacate para acelerar tu metabolismo

 

Seguramente amas el aguacate, y no es sorpresa que nosotros lo amemos también.  Por eso te traemos estas 3 recetas de licuados que incluyen este fruto delicioso y nutritivo, y que además ayuda a acelerar tu metabolismo:

Smoothie de aguacate, menta y mango

Esta bebida es perfecta para disfrutar en un desayuno o un aperitivo. ¡Naturalmente dulce gracias al mango y te llena gracias al aguacate!

THE TREND > Esto es lo que hace Halle Berry para verse de 30… ¡Y tiene 50!

INGREDIENTES

1 banana, congelada

½ aguacate

2 tazas de espinaca

1½ tazas de trozos de mango, congelados

1 cucharada de vainilla de proteína vegetal en polvo (opcional)

¼ taza de hojas de menta fresca, llenas

1 cucharada de semillas de cáñamo

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 taza de agua o leche no láctea

PREPARACIÓN

En una licuadora o procesador de alimentos, agrega todos los ingredientes.

Mezcla hasta que esté suave, añadiendo más líquido si lo deseas. Divide entre dos tazas o cuencos.

Cubre con menta fresca, semillas de cáñamo, banana en rodajas, semillas de lino, o cualquier otro topping.

THE TREND > 3 recetas de barritas de cereales que puedes hacer tú misma ¡Mira!

Smoothie de aguacate y banana

1 aguacate, en cubos

2 bananans congeladas, picadas

400 mililitros (14 onzas) de leche

INSTRUCCIONES

Combina el aguacate, el plátano y la leche en una licuadora. Mezcla hasta que esté suave.

Servir inmediatamente.

THE TREND > 8 maneras de seguir siendo saludable en el trabajo y no caer en la tentación

Smoothie de aguacolada

La mezcla de una piña colada con el aguacate hacen la perfecta aguacolada.

INGREDIENTES

1 aguacate maduro

3 tazas de piña en cubitos (refrigerados)

1 taza de espinaca

1 taza de col rizada

2 tazas de agua de coco

3 cucharadas de néctar ágave

3 cucharadas de jugo de lima

1 cucharadas de manteca de coco o aceite

2 cucharaditas de extracto de vainilla

PREPARACION

Coloqca el aguacate, la piña en cubos, la espinaca, la col rizada, el agua de coco, el néctar de agave, el jugo de limón, la mantequilla de coco y la vainilla en la licuadora.

Mezclar hasta que esté suave. ¡Disfruta!

Página 1 de 5